Palacio de Praga

Miguel Angel Victoria Fotógrafo

El Palacio de Praga es el monumento cultural e histórico nacional más importante, símbolo de más de mil años de desarrollo del estado checo.
Se trata de un conjunto monumental de palacios, fortificaciones y edificios religiosos que reflejan todos los estilos arquitectónicos.
Ha sido residencia de los príncipes, reyes y emperadores de Bohemia.
Y a partir de la constitución de la república en 1918 también residencia de presidentes.

En 1962 el Palacio de Praga con sus hallazgos arqueológicos fue declarado patrimonio cultural nacional.

En 1962 el Palacio de Praga con sus hallazgos arqueológicos fue declarado patrimonio cultural nacional.
Los orígenes del Palacio de Praga están vinculados a Bořivoj, el primer príncipe Premyslida históricamente documentado.
En los años 80 del siglo IX Bořivoj trasladó su residencia a un promontorio sobre el Moldava.
El primer palacio de los príncipes fue de madera.
La primera edificación de piedra y el santuario cristiano más antiguo fue la Iglesia de Nuestra Señora.
La iglesia de Bořivoj fue poco después remodelada por el príncipe Spytihněv I quien fue enterrado en ella en 915.
La segunda iglesia en el área del Castillo fue la Basílica de San Jorge, fundada por el príncipe Vratislav I.
En los años 20 del siglo X, el príncipe Venceslao  mandó a construir un tercer templo a poca distancia de la basílica – la rotonda de San Vito.
Remodelada en el siglo XI por el príncipe Spytihněv II en una basílica monumental.
En el año 973, cuando fue establecido el obispado de Praga, el Castillo de Praga fue residencia también del obispo de Praga.
De esta época data el primer convento en Bohemia, establecido junto a la Basílica de San Jorge.
En el siglo X el Castillo ocupaba un área de alrededor de 6 hectáreas.
En la época románica el antiguo pueblo-fortaleza fue convertido en un robusto castillo medieval.
En 1135 Soběslav I construyo un palacio de piedra para los príncipes y nuevas fortificaciones de piedra reforzadas con varias torres.

El período gótico impactó sobre el aspecto del Castillo de Praga, ante todo por Carlos IV (1346 – 1378) quien consiguió que el Papa elevase el obispado de Praga a arzobispado.

El período gótico impactó sobre el aspecto del Castillo de Praga, ante todo por Carlos IV (1346 – 1378) quien consiguió que el Papa elevase el obispado de Praga a arzobispado.
En tiempos de Carlos IV el Castillo se convirtió en residencia imperial por primera vez.
Carlos IV reforzó el Castillo y remodeló el palacio real con la Capilla de Todos los Santos.
Hizo cubrir los techos de las torres con chapas de metal doradas que dieron lugar a la frase Praga Ciudad de Oro.
Desde 1382 los monarcas bohemos dejaron de habitar el Castillo de Praga por más de cien años.
La corte real fue trasladada a la zona de la Casa Municipal y regresó al Castillo de Praga hasta 1483.
El monarca encargó trabajos de reconstrucción del Castillo de Praga en estilo gótico dirigidos por Benedikt Ried.
Este construyó el impactante Salón Vladislav, con el cual se introducen en Praga los primeros rasgos renacentistas.
En su tiempo el estilo gótico empezaba a dar paso al nuevo estilo arquitectónico, el Renacimiento.
El impacto del arte italiano fue más evidente en Praga bajo el reinado de Fernando I de Habsburgo.
En esa época el castillo medieval fue transformado en un cómodo palacio renacentista con jardines.
En el Jardín Real del lado norte surgió la arquitectura italiana típica del Palacio Real de Verano.
El incendio de 1541 que afectó los edificios del Castillo motivó las actividades de construcción.
En el marco de la renovación fueron remodelados tanto espacios residenciales como edificios religiosos.
En tiempos de los primeros Habsburgo aparecen los primeros palacios nobiliarios en la zona del Castillo.
En el lado noroeste fueron construidos los edificios para los establos.

Durante el reinado de Rodolfo II (1576 – 1611) culminó la reconstrucción renacentista y manierista del Castillo, el cual se convirtió por segunda vez en un centro imperial y sobre todo un centro cultural y científico de Europa.

Durante el reinado de Rodolfo II (1576 – 1611) culminó la reconstrucción renacentista y manierista del Castillo, el cual se convirtió por segunda vez en un centro imperial y sobre todo un centro cultural y científico de Europa.
Nuevos edificios fueron erigidos en el Segundo Patio para albergar las colecciones de Rodolfo – el Salón Nuevo (hoy en día Salón Español) y la Galería Rodolfo.
Los lados noroeste y suroeste del castillo fueron comunicados por un ala donde se ubicaba la famosa Kunstkammer y otros espacios para las actividades de coleccionismo de Rodolfo, quien además hizo construir establos nuevos para sus preciosos caballos de pura raza española.
En tiempos de Rodolfo se colocó la base del Callejón de Oro.
La Torre de la Pólvora sobre el foso de Jelení příkop se menciona como el lugar donde se ubicaban los laboratorios de los alquimistas de Rodolfo.
El Castillo volvió a sufrir graves daños al ser tomado y saqueado por el ejército sajón en 1631 y por los suecos en 1648.
Después de la Guerra de los Treinta Años los Habsburgo no mostraron mucho interés en la residencia real.
Tan sólo entre los años 1755 y 1775 María Teresa encargó una reconstrucción extensa del Castillo de Praga, convirtiéndolo en un complejo palaciego representativo.
La imponente obra de construcción fue provocada por los daños que el Castillo sufrió a causa de intensos bombardeos durante los conflictos bélicos en el principio de su reinado.
La remodelación fue proyectada por el arquitecto vienés Nicolo Pacassi, quien diseñó también el Primer Patio con su monumental puerta de entrada.
La Capilla de la Santa Cruz en el Segundo Patio y otros edificios, por ejemplo el Capítulo de Damas Nobles, también datan de la época de la reconstrucción teresiana.
Pacassi dotó el ala sur del Castillo de la unificada y majestuosa fachada de una sede representativa en estilo barroco tardío.
Sus proyectos influidos por el rococó vienés y el clasicismo francés fueron realizados por los constructores Anselmo Lurago, Antonín Kunz y Antonín Haffenecker.
El siglo XIX fue un período de abandono.
Después de las reformas de José II muchos de los edificios del Castillo eran utilizados por el ejército.
Algunos edificios fueron remodelados por motivo de la estancia de Fernando I el Bueno en los años 60.
Se empezó con la reconstrucción y bajo la dirección del arquitecto Josef Mocker finalizaron los trabajos de la Catedral de San Vito en 1929.

Entre los años 1920 y 1935 se acondicionó el Castillo como residencia del presidente checoslovaco, por el arquitecto esloveno Josip Plecnik.

Entre los años 1920 y 1935 se acondicionó el Castillo como residencia del presidente checoslovaco, por el arquitecto esloveno Josip Plecnik.
Sus modificaciones afectaron los jardines al sur del Castillo y el Cuarto Patio con el Jardín del Baluarte.
Plecnik creó el Salón de las Columnas y las zonas privadas del apartamento presidencial, incluyendo el llamado Despacho Masaryk.
Después de la Segunda Guerra Mundial, Otto Rothmayer finalizó algunos espacios interiores del Castillo con un nivel de calidad de diseño semejante.
En 1936 Pavel Janák fue nombrado el arquitecto del Castillo de Praga, seguido por Jaroslav Fragner en 1956.
Después del año 1989 muchas zonas del Castillo fueron abiertas al público.
En tiempos del presidente Václav Havel se realizaron varias modificaciones en el interior del Castillo.
El paso a través de la valla del Puente de la Pólvora (arquitecto Josef Pleskot) fue galardonado con un importante premio de arquitectura.
El invernadero moderno diseñado por la arquitecta de fama mundial Eva Jiricná es también de mucho interés.
La Plaza San Jorge fue remodelada y repavimentada.
En colaboración con expertos del Instituto Getty también fue restaurado el mosaico del Juicio Final.
A partir de 1990 el Castillo de Praga está iluminado todos los días desde el anochecer hasta medianoche.
La iluminación se remonta al año 1928 cuando fueron instaladas las primeras lámparas para marcar el décimo aniversario de la constitución de la república.
Una iluminación decorativa fue inaugurada a finales de los años 60 pero funcionaba sólo en fechas importantes de la república.

Realidad Virtual (VR)

Imágenes para ver en dispositivos móviles con lentes de realidad virtual

DALE CLICK A LA IMAGEN
DALE CLICK A LA IMAGEN

No te limites a ver el mundo: ¡ vívelo y disfrútalo en realidad virtual !

¡ Suscríbete !

Recibe las mejores fotos en tu correo

Planeta Pequeño

Palacio de Praga
Palacio de Praga

Galeria Fotográfica

Como se hizo este Tour Virtual

El equipo utilizado para realizar este tour fue el siguiente:

  • Cámara Nikon D800
  • Lente Sigma 8 mm ojo de pez
  • Rótula Nodal Ninja NN4
  • Trípode Manfrotto 190
  • Disparador remoto

El software de procesado de esta imagen fue:

  • Lightroom para procesar los archivos RAW
  • PTGui para realizar el cosido de la imagen
  • Photoshop para ajustes generales y locales
  • PanoTour Pro para la generación del tour virtual

¿Te gustaría usar este tour virtual en tu sitio web?

¡Buenas noticias! Tú puedes usar ahora mismo este tour virtual para tu sitio web sin necesidad de pedir permiso. ¿Por qué? Porque ha sido licenciada bajo "Creative Commons – Reconocimiento 4.0 Internacional", un tipo de licencia que te permite:

  • Compartir - copiar, distribuir, ejecutar y comunicar públicamente la obra
  • Hacer obras derivadas
  • Hacer un uso comercial de esta obra

Solo te pedimos que para usarla, asignes los créditos correspondientes de la siguiente forma:

"Palacio de Praga, Fotografía (cc): Miguel Angel Victoria"

Puedes copiar el siguiente código y pegarlo en tu sitio web:

Licencia de Creative Commons
Palacio de Praga por Miguel Angel Victoria está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional .Creado a partir de la obra en https://s3.amazonaws.com/sinaloa360/castillo-de-praga/index.html.Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en https://viejo.sinaloa360.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *